Una aventura de migrantes, por una foto con el Presidente Correa
2017-01-30 05:58 1511

Se dice que el viaje más largo comienza con un pequeño paso. Esta frase es válida para la familia Duque Cabascango, integrada por los padres Luis y Ana; y los niños Justin y Ana Verónica. Ellos viven en Alicante, a dos horas de Valencia, ciudad donde se realizó la Tarde Cultural junto al Presidente Rafael Correa.
Tenían la ilusión de conocer y saludar al Primer Mandatario, a quien admiran por el trabajo a favor de los migrantes y la labor de su Gobierno durante 10 años de mandato. Luis Duque explica que sus hijos, nacidos en España, no conocían al Presidente Correa y les pareció que era la oportunidad de estar cerca del gobernante.
Salieron de Alicante a las tres de la tarde, luego de trabajar. A esa hora, las instalaciones del Palacio de Congresos de Valencia, donde se realizó la Tarde Cultural, estaba casi repleto. Y en las afueras, una cola que recorría casi dos cuadras esperaba por entrar. Los Duque no sabían esto, solo tenían la intención de llegar y mostrar su admiración por el Mandatario.
A las cinco de la tarde, llegaron al Palacio y se dieron cuenta que ingresar al recinto iba a ser difícil. “No perdimos el ánimo. Habíamos llegado hasta ahí y mi familia quería la foto. Había mucha gente y no nos dejaban entrar, pero tuvimos paciencia. Pensamos que tal vez conforme el tiempo pasaba íbamos a poder entrar”, dijo Luis.
El Palacio de Congresos tiene capacidad para 1.400 personas distribuidas en dos plateas (alta y baja). Y aunque el evento estuvo convocado para las 16:00, desde el mediodía los simpatizantes del Presidente Correa ya estaban esperando por ingresar. La Tarde (o Noche) Cultural es uno de los espacios más apreciados por la ciudadanía, quienes pueden compartir música, canciones, folclor y cultura junto al Primer Mandatario.
Las horas pasaban y parecía que el esfuerzo era en vano para la familia Duque Cabascango. Llegaron las 18:00 y el Presidente Correa arribó al Palacio, saludando de manera cariñosa a todos los ciudadanos que no pudieron ingresar (hasta esa hora) al recinto. Pidió disculpas por el hecho, ya que su intención era encontrarse con todos los migrantes ecuatorianos en Valencia, en una gira europea en la cual recorrió varias ciudades de España e Italia.
“Lo pudimos ver desde lejos. Levanté a mi hijo Justin en los hombros y le mostré al Presidente. Nosotros lo admiramos, él ha puesto el nombre de Ecuador por todo lo alto. Ahora los españoles nos envidian por nuestro Mandatario, antes nos miraban encima del hombre. El cambio de Ecuador es enorme y todo el mundo lo reconoce”, manifestó Luis.
Sin embargo, el pequeño momento no pudo cambiar la suerte de la familia. Tuvieron que conformarse con quedarse fuera del recinto, donde seguían esperando con paciencia, con tenacidad. Sabían que era cuestión de tiempo para poder ingresar.
A las 21:00, tras la espera de casi cuatro horas, se les permitió pasar al recinto. Ya adentro, Ana y su hija pudieron acercarse al Presidente y tomarse la anhelada foto, pero los dos hombres de la familia (padre e hijo) no podían hacerlo. El pequeño Justin empezaba a cabecear del cansancio.
Fueron casi dos mil personas quienes al final de la jornada pudieron acercarse al Presidente Correa. El encuentro cultural en Valencia fue una muestra más del enorme reconocimiento que tiene el Mandatario entre los migrantes, uno de los grupos más beneficiados por las políticas públicas del Gobierno de la Revolución Ciudadana.
Ya cerca de las 23:00, cuando la suerte parecía ya echada, los Duque hicieron un último esfuerzo y esperaron hasta el final al Presidente para poder saludarlo. Y lo consiguieron. Tanto el padre como el hijo lograron el buscado recuerdo, para satisfacción de la familia.
“Estamos contentos. A la final pudimos tener una foto toda la familia. Eso es lo importante, porque es un orgullo tener un Presidente como Rafael Correa. Es un orgullo para Ecuador y para nosotros como migrantes indígenas saber que ahora contamos con apoyo”, expresó Luis Duque, mientras su esposa y sus dos hijos comparten con él un abrazo.
Con ese mismo ánimo, ellos se alejan caminando del Palacio de Congresos. Les espera un largo viaje hasta casa. Son dos horas de trayecto, pero la distancia será lo de menos, ya que al final, su buen ánimo y su constancia, características de los ecuatorianos, les llevó a conseguir su meta: una foto del Presidente Rafael Correa.
NewsEcuador.ec

Dirección

Callejon de Aram, /Edf. /5A/15, Yereván 0002,RA

Tel.. +(374)11799997, +(374)99002213

Mail: armenian-ecuadorian@relationship.am